Poemas sueltos de jueves inciertos

I
Fue en un día como hoy,
era jueves y un sol (casi brillante)
nacía de entre unas nubes,
ella: sentada en la biblioteca
con un libro de algebra entre las piernas.
Yo: caminando perdido,
sin saber que dejaría el olvido.

II

Cómo saber que se trataba de ella
y no de un encuentro entre seres anónimos,
de personajes de una novela
que tomaran diferentes caminos.

III

Lo cierto es que los jueves
siempre me traen el recuerdo a ella.
Como si ese primer encuentro
se repitiera infinitamente
hasta mi muerte.

IV

Posiblemente no supimos distinguir
que el futuro no estaba a la vuelta
de la esquina esperándonos,
sino que se nos escapaba esa noche
por la ventana mientras dormíamos
envueltos en sabanas blancas, 
escondiéndonos del amor y la soledad.

V

Aquella noche el sol nos abandono temprano,
quedamos solos en medio de una sucia calle
y un cielo opaco,
ella lloraba y se apretaba a mi cuerpo,
fue entonces cuando la bese
y sin saber la consecuencias le hice está promesa:
"No estarás sola".
Desde entonces parte de mi sigue con ella:
la mitad de mi corazón,
mi pulmón derecho
y una parte de mi cerebro
que sabe que aún la quiero.

VI

A esta altura de la vida he comprendido
que el amor no es una cosa que se busca,
sino algo que se encuentra esporádicamente
debajo de un árbol dos o tres veces en la vida.

VII

…que dolor saber que mis lagrimas tienen letra…

VII

Aveces es necesario alejarse
de las cosas que nos hacen daño,
pero otras, resulta inevitable no penetrar
en ellas hasta infectanos de aquel venero
de amor y muerte,
tal vez por eso estoy aquí,
tocando a tu puerta… esperando...


*Roberto Noguez Noguez



Entradas populares