Insomnio

A ti...


Ya no sé cómo decir que me haces falta,
que  deambulo cada noche
con tu nombre en mi boca,
que te busco entre los libros,
en las paredes,
dentro de esta soledad
perpetua que me penetra,
que me he puesto a escarbar en mis entrañas
y me he sacado el hígado,
mi apéndice, mi pulmón derecho
y mi corazón.

A esta hora tú estás dormida
y mis versos no te alanzan
ni mis manos te tocan,
estás lejana como el amanecer,
quieta, callada,
no adviertes el vuelo de los pájaros,
el pudor con que las aves te cantan
el abismo de este amor
que florece lentamente
entre mis manos,
la luz, la lluvia y todo este
mundo que en silencio te abraza
en la madrugada.


Entradas populares