Apuntes de una libreta roja

I

Salen besos de mis manos,
corren en busca de tu cuerpo,
se pierden entre tus cabellos
y en esa danza se vuelven
tierra, humo, aire.

II

Esta brisa moja mis letras,
corre la tinta de mis manos
y parece que lloran las hojas,
es la distancia, amor,
el frio y estas ganas
de tenerte a mi lado.
Aquí la cerveza sabe distinto,
más amarga, se queda su sabor  
en mi boca, como tus labios.

III

Cómo decir que te quiero,
que te me has vuelto transparente
y germinas en cada una de mis células,
pienso más en ti que en mí mismo,
ya no sé cuántas veces tu nombre
llego a mi cabeza,
¿cómo describir estos?
¿no te das cuenta?
Ahora que estoy lejos te extraño más,
quiero oírte, tocarte,
reflejarme en tus ojos negros
y perderme…

IV

En las calles vaga tu nombre
o acaso es mi amor errante
que  en secreto se esconde
entre el murmullo de la gente
en espera de alcanzarte.

V

Si me dejas, voy a volar hacia ti,
me meceré en tus manos
suavemente como un niño,
me pegare a tu pecho
y guardare cada segundo
que sienta tu amor
tocando por mi ventana,
voy a versos a tu vida
y de vez en cuando nos envolveremos
en ellos dulcemente antes de dormir,
haría germinar sonrisas en tus labios
y los regaría con besos cada amanecer.

VI

Me he perdido en tus labios,
te  me has metido entre los poros mujer,
lentamente, noche tras noche,
me enseñaste a quererte poco a poco,
a cada una de tus partes,
tus manos, tus ojos, tus labios
 y tus pistolas que  me hacen fallecer.

VII

A esta hora  la distancia me apremia
y los relojes me desconciertan,
pero sigues aquí,
andando junto a mí
en esta lluvia que no cesa,
en esta calles que desconozco,
donde mis palabras no sirven,
donde nadie entiende que te quiero,
que  vuelas pegada a mi corazón
y a mis dedos.

VIII

Si me pregunta mi nombre: diré el tuyo.
Si buscan mi dirección: la encontraran en tu boca.
Cada palabra irá al centro de tu cuerpo,
para verme crecer en tus ojos cada amanecer.

IX

Mi cuerpo se ha vuelto espuma,
he abandonado mi guardia
y ando por las calles  
sin más escudo que este corazón,
que ahora también es tuyo.

X

Voy a tocar tus labios dulcemente
Con mis versos para decirte únicamente:
Te quiero.
XI

Las libélulas, como moscas, rondan la basura,
han salido al sol después de días de lluvia,
se codean con las abejas, huyen de las palomas,
y rápidamente se van flotando dando giros, como el humo.

XII

Voy a quererte, amor,
cuidaré cada una de tus horas,
escribiré tu nombre una y otra vez,
hasta que tomes forma en mi cabeza
y sea posible tocar tus manos,
besar tus ojos, quedarme en tu corazón.

XIII

Habría que reconstruir las calles,
todo el tiempo del mundo está aquí,
en este breve segundo
donde comienza el mundo.
Me hace falta tiempo,
me sobra espacio.
Hora solo tengo muerte
¿Y la vida?
No sé dónde se ha metido.

XIV

A donde apunta el sol,
sobre ríos que quiebran la tierra,
te escribo cada segundo menos lejos,
el sol rojo se esconde por mi ventana,
apunta a ti, a tus horas y tus luces.
Voy a besarte con mis manos, amor,

y a amarte con todas mis  palabras.


RNN

Entradas populares