Apéndice de soneto

Que alcancen estos versos a deshoras 
a borrar tu cicatriz con un soneto, 
cual pomada milagrosa de panfleto, 
que venden de noche las televisoras.

Al diablo con las regañonas doctoras, 
si me sacan de tu cuarto arremeto 
contra sus ibuprofeno y receto:
cápsulas con mis palabras redentoras.

Poco importan las huellas de tu vientre, 
con sabor a sal, fuego y caramelo, 
apéndice de paz a quien lo encuentre, 

inspiración de poetas catalanes 
y aunque yo sea poeta de medio pelo 
te regalo mis versos de tulipanes.

Entradas populares